arte documento
 
 
 
 

 

 

Arte/documento: Warpvision & Ars Electrónica

Miércoles 9 y Jueves 10 de Noviembre, 19,30 horas
Biblioteca Pública de Valladolid. Plaza de la Trinidad
DDOOSS ARTE/DOCUMENTO


proyecciones:
Día 9 - Proyección de "Rubber Johnny" Director Chris Cunningham (2004-05) y Warp Vision: Videos 1989 - 2004 (2005)
Día 10- Proyección de "CyberArts 2005. International Compendium Prix Ars Electronica". Ars Electronica Festival
.
___________

Durante dos días podremos ver tres magníficas producciones de arte, aparecidas este mismo año. Lo primero el último trabajo de Chris Cunningham, que vuelve con Rubber Johnny, un cortometraje de poco más de 6 minutos que inicia una serie de trabajos experimentales con la que el gran icono del videoclip en los 90 inaugura una nueva etapa en su carrera. Por su parte, WARPVISION (Vídeos 1989-2004) reune una recopilación de videoclips realizados entre 1989 y 2004 para Warp Records, uno de los sellos discográficos más emblemáticos de la escena electrónica contemporánea. Warpvision incluye trabajos de realizadores como Chris Cunningham, Alex Rutterford, David Slade, Lynn Fox, Pleix, Ed Holdsworth o Laurent Briet a partir de composiciones de algunos de los músicos más representativos de este sello británico. Por ultimo, el resumen de los mejores trabajos presentados el pasado mes de septiembre en Ars Electronica, en Linz (Austria), el festival más prestigioso, importante de las artes digitales. La mezcla de culturas, tecnologías e identidades son algunos de los campos que explora el festival considerado el más avanzado del mundo a la hora de tomar el pulso a los cambios provocados por las nuevas tecnologías..

"Rubber Johnny", el regreso de Chris Cunningham
Después de innumerables promesas nunca cumplidas y de varias salidas en falso, Chris Cunningham vuelve con Rubber Johnny, un cortometraje de poco más de 6 minutos que inicia una serie de trabajos experimentales con la que el gran icono del videoclip en los 90 inaugura una nueva etapa en su carrera. A pesar de estar más cercanos en espíritu al cirtuito artístico que al comercial, el realizador y su productora Warp Films van a probar el experimento de editar lujosamente esta serie de piezas en DVD a precios asequibles. Se trata de explorar si el tirón de un nombre como Cunningham es suficiente para financiar esta clase de trabajos sin tener que depender de galerías de arte ni departamentos de marketing de sellos discográficos. La idea es interesante porque el futuro del videoclip en su encarnación actual es preocupante; mientras los que paguen las facturas sean los sellos discográficos y los presupuestos de promoción sigan cayendo, directores como Cunningham lo van a tener cada vez más difícil para trabajar dentro de los engranajes de la industria de la música.
Rubber Johnny es otra colaboración más entre Cunningham y Aphex Twin, su músico fetiche, y recupera muchas de las obsesiones de "Come to Daddy" o "Windowlicker": la fina línea entre el horror y la parodia, el cuerpo como objeto en permanente mutación. Johnny es un joven deforme atado a una silla de ruedas que pasa los días encerrado en un sótano con su asustado perro. Johnny pasa los días cambiando de forma y gritando como un energúmeno, asustando a todos los que se acercan a él y diviertiéndose con sus inesperados cambios de anatomía. La pieza es una prolongación del anuncio que Cunningham rodó en 2001 para Druqks, uno de los últimos discos de Aphex Twin, y se ha rodado a ratos a lo largo de los últimos cuatro años. Johnny está interpretado por el propio Cunningham, que junto al corto ha incluido en el DVD cuarenta páginas de bocetos, fotografías y dibujos.
"Rubber Johnny" nació de un breve spot que Chris realizó para promocionar el álbum "Drukqs" de Aphex Twin (2001); y de hecho aquel spot se ha convertido, fotograma por fotograma, en el actual tráiler del corto. Un rápido vistazo al mismo sirve para comprobar que Cunningham sigue siendo único a la hora de perturbar al espectador, y también vuelve a dejar en evidencia la obsesión del director por moldear la carne humana hasta el disparate.
La historia está protagonizada por un joven deforme que cambia continuamente de aspecto, que pasa la vida encerrado en un sótano, y que desde su silla de ruedas (y en compañía de su perro) berrea como un energúmeno a todas horas. Como no podía ser menos, la banda sonora seguirá a cargo de Aphex Twin (algo normal si tenemos en cuenta que Richard D. y Chris suelen colaborar con bastante frecuencia), y concretamente el tema que acompaña al tráiler responde al nombre de "Afx237 V7?.

  


WARPVISION (Vídeos 1989-2004)
Recopilación de videoclips realizados entre 1989 y 2004 para Warp Records, uno de los sellos discográficos más emblemáticos de la escena electrónica contemporánea. Warpvision incluye trabajos de realizadores como Chris Cunningham, Alex Rutterford, David Slade, Lynn Fox, Pleix, Ed Holdsworth o Laurent Briet a partir de composiciones de algunos de los músicos más representativos de este sello británico, desde Aphex Twin a Prefuse 73, pasando por LFO, Autechre, Jimi Tenor o Jaime Lidell.

A lo largo de 32 temas con sus respectivos videos, 'Warpvision: The Videos 1989-2004' es una inmersión en quince años de música electrónica. Y de la buena. Desde la electrónica para el cerebro de LFO al avant hip hop de Beans, de la capacidad de acoplar imagen y cliks imposibles de Autechre a los aires setenta de Plaid y sus pistolas láser; todo esto y mucho más es lo que puedes encontrar en uno de los mejores regalos que puedes (o te puedes hacer) estas Navidades.
Y no sólo te vas a encontrar con los clásicos videos de Chris Cunningham para Aphex Twin o Squarepusher (increíble ese 'Come On My Selector'), sino que la gracia está en descubrir el trabajo de Jarvis Cocker para Nightmares On Wax o el propio Richard D. James, el buen gusto de Anti-Pop Consortium a la hora de traducir su hip hop marciano en imágenes o lo cachondos que pueden llegar a ser LFO si se lo proponen.
A través de estas 32 obras de arte visuales se puede también comprobar el trabajo de realizadores más desconocidos, caso de Lynn Fox, Pleix o Ed Holdsworth. A destacar la fascinación que parecen sentir por Japón muchos de estos productores occidentales y el hilarante video de Delirious 9 a ritmo del 'I Love Acid' de Luke Vibert ahora que parece que, definitivamente, el acid vuelve.

Este es el listado de trabajos incluidos en 'Warpvision:
The Videos 1989-2004':
· Sweet Exorcist 'Testone' (Martin Wallace & Jarvis Cocker, 1990)
· LFO 'LFO' (1991)
· Nightmares on Wax 'Aftermath' (Jarvis Cocker, 1991)
· Aphex Twin 'On' (Jarvis Cocker, 1993)
· 'I Smell Quality' (David Slade, 1994)
· LFO 'Tied Up' (David Slade, 1994)
· Sabres of Paradise 'Wilmot' (Douglas Hart, 1994)
· Seefeel 'Fracture' (1994)
· Aphex Twin 'Donkey Rhubarb' (David Slade, 1995)
· Autechre 'Second Bad Vilbel' (Chris Cunningham, 1995)
· Aphex Twin 'Come To Daddy (Directors Cut)' (Chris Cunningham, 1997)
· Squarepusher 'Come on My Selector' (Chris Cunningham, 1997)
· Jimi Tenor 'Midsummers Night' (Jimi Tenor and Sökö Kaukoranta, 1998)
· Aphex Twin 'Windowlicker (Directors Cut)' (Chris Cunningham, 1999)
· Jimi Tenor 'Total Devastation' (Jimi Tenor and Sökö Kaukoranta, 1999)
· Broadcast 'Papercuts' (Barback, 2000)
· Jamie Lidell 'Daddys Car' (Frederic D, 2000)
· John Callaghan 'I'm Not Comfortable Inside My Mind' (2000)
· Anti-Pop Consortium 'Perpendicular / Vector' (Markus Wambsganss, 2001)
· Plaid 'Eyen' (Jean Luc Chansay, 2001)
· Anti-Pop Consortium 'Ghostlawns' (Carlos Arias, 2002)
· Autechre 'Gantz_Graf' (Alex Rutterford, 2002)
· Aphex Twin 'Nannou' (Laurent Briet, 2003)
· Chris Clark 'Gob Coitus' (Lynn Fox, 2003)
· LFO 'Freak (Directors Cut)' (Daniel Levi, 2003)
· Luke Vibert 'I Love Acid' (Delicious 9, 2003)
· Mira Calix 'Little Numba' (Daniele Lunghini, 2003)
· Plaid 'Itsu' (Pleix, 2003)
· Prefuse 73 'Half Of What' (Ed Holdsworth, 2003)
· 'Opto-Scientific' (tDR, 2003)
· Beans 'Mutescreamer' (Adam Levite, 2004)
· Jamie Lidell 'The City' (Frederic D, 2004)

 

Ars Electronica
Hasta hace dos décadas, las únicas razones por las que la ciudad austriaca de Linz aparecía en los libros de historia eran motivo de poco orgullo para sus habitantes. Aquí pasó buena parte de su infancia y adolescencia Adolph Hitler, y aquí pensaba retirarse con Eva Braun cuando hubiese consolidado su imperio. Pero Desde 1979, esta comunidad metalúrgica a las orillas del Danubio se ha convertido en la capital mundial de la futurología creativa. En una ciudad marcada por los efectos de la industrialización, Ars Electronica, el festival de arte y tecnología pionero en el mundo, nació como una declaración de que la tecnología podía ser también inspiradora, emotiva y poética. En la era del auge de la imagen digital, las músicas electrónicas, y la sociedad conectada, el festival austriaco ha sido el primer evento en dignificar el tratamiento de estos fenómenos, cuando buena parte de las estructuras de la cultura y el arte contemporáneo siguen sin saber qué hacer con ellos. Este año Ars Electronica plantea un viaje alrededor de la materia con la que se está construyendo una nueva sociedad y un nuevo arte: el código. El código informático, esas largas lineas de unos y ceros que son la esencia de cualquier programa de ordenador, pero también el código genético, -descifrado y en fase de intepretación por el proyecto del mapa del Genoma Humano-, y el código legal, ese al que apelan industrias como la discográfica y al que tecnologías como Internet se empeñan en dejar obsoleto.
Ars Electronica es diferente desde su formato. Según los momentos el evento puede parecer un congreso académico y científico, un festival de teatro y músicas contemporáneas de ultravanguardia, un parque de atracciones futurista o hasta una party de programadores y hackers con su omnipresente ordenador portátil sobre las rodillas. A una densa mesa redonda que enfrenta al filósofo estrella Pierre Lévy, tótem del pensamiento sobre la sociedad post-Internet, con el presidente de Adobe, -una de las grandes compañías de software del mundo- le puede seguir un paseo en un simulador de vuelo virtual en el que nos cuelgan del techo para experimentar la sensación de caer en picado a cientos de kilómetros por hora sobre una recreación en tres dimensiones de Linz. Es parte de la declaración de intenciones de un evento que afirma que quien pretenda encontrar las formas de expresión del futuro no debe buscar en galerías y centros de arte, sino en institutos de investigación científica, compañias de videojuegos, o estudios de diseño web.
La parte más impactante de Ars Electronica se puede encontrar en el Ars Electronica Center, inaugurado en 1996 para prolongar la actividad del festival durante el resto del año. Se anuncia pomposamente como "museo del futuro", y algunas de sus instalaciones están a la altura de la afirmación. Su sótano esconde por ejemplo el CAVE, uno de los sistemas de visualización de información en tres dimensiones más complejos que existen. Introduciéndonos en esta habitación cúbica con las indispensables gafas de Realidad Virtual, podemos ver como gráficos, números y figuras en tres dimensiones nos rodean por completo y flotan en el espacio.