El Protocolo de Kyoto,
Valladolid y Castilla y León.
Debate.

Jueves día 02 de Junio, 8 tarde:
Biblioteca Pública de Valladolid. Plaza de la Trinidad

Con motivo del Día Mundial de Medio Ambiente que se celebra el domingo 5 de junio, organizamos un DEBATE sobre EL PROTOCOLO DE KYOTO, VALLADOLID Y CASTILLA Y LEON, en el que intervendrán Antonio Lucena, ingeniero de minas y miembro de la Comisión de la Energía y Miguel Ángel Ceballos, geógrafo y técnico ambiental. Este debate será moderado por Guillermo Diez, socio de  DDOOSS y miembro de Ecologistas en Acción.

A lo largo de la segunda mitad del siglo XX, el Panel Internacional de Climatología venía comprobando un incremento de la temperatura. En 1988, el científico James Hansen, de la NASA, declaró ante el congreso de Estados Unidos la existencia de una estrecha relación entre la emisión de algunos gases a la atmósfera y el calentamiento del planeta. Climatólogos y biólogos constataron que los gases que llamaron de "efecto invernadero" (GEI), eran los causantes del adelgazamiento de la capa de ozono y del cambio climático. Su origen esta directamente relacionados con actividades humanas: transporte, industria, vertederos, petróleo, gas natural, equipos de refrigeración, producción de aluminio y hasta gestión de estiércol...Ya hemos empezado a percibir su efectos y amenazan con intensificarse en la medida que se acrecienten las emisiones: Alteración de las lluvias y de los ciclos hidrológicos, trastorno de los ecosistemas, extinción de especies, epidemias, hambrunas, inundaciones como consecuencia de la subida del mar, sequías e incendios..

Con el fin de evitar el desastre medioambiental, los países más industrializados firmaron en l997 el Protocolo de Kioto, por el que decidieron reducir la emisión de GEI en un 5,2% de media en relación a1990, antes del 2.012. Este empeño no va a resultar fácil ya que supondrá un alto coste económico. De aquí que del acuerdo inicial se descolgara EE.UU. y no estamparan su firma varias naciones con un fuerte despegue industrial: China, India, Australia e Indonesia. La entrada de Rusia a finales del año pasado, ha permitido que el Protocolo haya entrado en vigor hace tres meses.

España como miembro de la Unión Europea, está integrada en el Protocolo desde un principio, habiéndose comprometido a no aumentar las emisiones de GEI en el período de 2.008 a 2.012 más allá de un 15% con respecto a las emisiones de 1990. Pero en lugar de reducirlas durante estos años de atrás permitió que se incrementaran en casi un 40%. El exceso en que ha incurrido la obligará a pagar un alto coste, al tener que comprar derechos de emisión a los países no contaminantes. Según la consultora PriceWaterhouse esa adquisición puede suponer un desembolso de entre 1.800 y 3.600 millones de euros anuales.

Castilla y León no es ajena a este proceso, de tal forma que el consejero de Medio Ambiente ya ha empezado a curarse en salud, pidiendo al gobierno Central que aplique a esta autonomía el Protocolo de Kyoto de manera "gradual", como si el fenómeno de la contaminación hubiera nacido ayer.

____________________________________________

Como complemento he aquí tres archivos PDF con :

El acuerdo
los paisses firmantes y declaraciones (inglés)
La convención marco