entrevista a Wole Soyinka
por el magazín Free Inquiry

      

 

Realizada por el magazín Free Inquiry (Pregunta Abierta)
Volumen 17, Número 4.

Desde que han existido los regímenes militares dictatoriales en Nigeria, el escritor Wole Soyinka ha hablado en contra de ellos. La defensa de la democracia en los últimos 30 años le ha significado una sentencia a prisión de dos décadas. El régimen actual, bajo el General Sani Abacha, le ha dado una sentencia a muerte que lo ha obligado a huir de su tierra natal. Él ahora vive en Estados Unidos y es Robert W. Woodruff Profesor de Artes de la Universidad de Emory.
Soyinka es el primer Africano de la parte baja del Sahara en ganar el Premio Nóbel de Literatura, que recibió en 1986. También ha sido Laureado por la Academia Internacional de Humanismo. El autor del libro The Open Sore of a Continent (La llaga abierta del continente) continúa trabajando por la liberación en Nigeria. La siguiente entrevista fue llevada a cabo por Norm R. Allen, Jr., Director Ejecutivo de African-Americans for Humanism (Africanos y Americanos por el Humanismo).

FREE INQUIRY: ¿Se considera un humanista, y si es así, cómo cree que el humanismo se diferencia de una perspectiva más religiosa?

WOLE SOYINKA: Humanismo para mí representa tomar al ser humano como el centro de la percepción del mundo, de la organización social y de hecho de la ética, decidiendo en otras palabras lo que es principalmente del mayor valor para los humanos como lo opuesto a alguna autoridad ideológica o extra-terrestre remota. Y desde ese punto de vista, me considero un humanista.

FREE INQUIRY: Hay varios grupos humanistas en Nigeria. ¿Cuál piensa que es el prospecto para el futuro del humanismo en Nigeria?

SOYINKA: Tomo la mayoría de mis metáforas de la cosmovisión de Yoruba. Lo que separa a esa religión de la llamada religión universal es que las características humanas de las deidades que pertenecen al panteón de Yoruba realmente hacen de esa religión uno de los tipos de religión más humanistas que se pudieran encontrar en cualquier lugar del mundo. La filosofía Yoruba drásticamente reduce la autoridad absoluta de las deidades sobre las vidas de los seres humanos y por lo tanto reduce la dependencia de estos sobre los interpretes de la autoridad extra-terrestre. De esta manera, cuando se hace la pregunta "Cuáles son los prospectos de una cosmovisión humanista en Nigeria?", me remito a éste como un ejemplo de alguna clase de humanismo calificado que antedata cualquier clase de codificación de los principios humanistas en términos Europeos.

FREE INQUIRY: Usted y algunos otros disidentes Nigerianos han sido acusados de traición por el régimen Abacha. ¿Está usted en contacto con otros que han sido acusados de traición?

SOYINKA: He estado en contacto indirecto con otros y me preocupan mucho ya que ellos están en el embrague de uno de los más insensibles tiranos que haya conocido el continente Africano. Uno solamente puede preguntarle a Abacha lo que sucede en su mente enferma y lo que su policía le dice.

FREE INQUIRY: Quería preguntarle acerca de su libro, The Open Sore of a Continent (La llaga abierta del continente). En este, usted es un crítico de la dictadura militar de Nigeria. Por favor discuta la ejecución de 1995 del gobierno de Ken Saro-Wiwa y otros activistas.

SOYINKA: Fue fácilmente la acción más bárbara que jamás haya realizado cualquier régimen en la historia de ese continente. En África solemos olvidar ¿pasar? las masacres en nombre de la etnicidad y la religión, pero pienso que éstas se destacan por sí solas ya que son acciones que se pretende que hayan seguido un proceso judicial racional. Fue una parodia total de todo lo que representan los procesos judiciales. Nadie puede entender con qué clase de régimen estamos tratando después de esto. ¿Por qué esperar una prueba más? ¿Quién puede esperar que algo positivo venga después de este régimen?

FREE INQUIRY: En su opinión, ¿cómo han respondido las potencias de Occidente?

SOYINKA: La respuesta ha sido una mera palmada en la muñeca. Se han tomado acciones. Este es un régimen que se debe aislar totalmente en el campo económico, cultural, diplomático, hasta su terminación.

FREE INQUIRY: Usted dedicó The Open Sore of a Continent (La llaga abierta del continente) al último humanista Tai Solarin. ¿Quién fue él y qué tan importante fue para el movimiento democrático de Nigeria? [Vea "Entrevista con Tai Solarin," Free Inquiry, Invierno de 1993/94, pp. 37-41.]

SOYINKA: Solarin fue un guerrero infatigable en la causa de la democracia. Fue un secularista y humanista apasionado. Se opuso a la dictadura en todas las formas. Creía en la libertad de expresión, libertad de elección, la participación de todos en la estructuración de la sociedad, sin tener en cuenta sexo, credo ni raza. Siempre ha sido un gadfly, una piedra en el zapato de los gobiernos corruptos. Ha sido encarcelado varias veces. Toda su carrera fue un combate contra la injusticia y la tiranía y su perdida fue una de las más grandes.

FREE INQUIRY: ¿Qué papel desempeña la religión en la lucha política de Nigeria?

SOYINKA: nunca ha jugado un rol importante, pero ha sido deliberadamente cultivada y exacerbada por el régimen actual. Justo ahora, la religión se ha convertido en un yesquero en la estructura política. Nigeria es aún más intolerante religiosamente hoy que durante mi niñez. Fui criado en un hogar Cristiano y vivíamos compartiendo con los musulmanes. Mi familia se unía a los musulmanes en las festividades y ellos hacían lo mismo. Se sentían ofendidos si mi familia no les enviaba comida en Navidad, cosas como esas. Es como si los aspectos intolerantes de estas dos religiones fueran una clase de mediación por la cosmovisión de la tierra en la que echan raíces. Hubo una acomodación de ambas religiones así como de la religión tradicional de Yoruba.
Pero ahora, me temo que la locura del resto del mundo ha sido transferida a Nigeria, ha sido deliberadamente cultivada por el régimen Abacha y estamos comenzando a ser testigos de una lucha cada vez más religiosa. Ha habido realmente rostros sedientos de sangre entre Cristianos y el Islam en muchas partes del país y aún entre sectas de la religión Islámica. Es un punto de vista terrible, me temo, una complicación de lo que ya es una mala situación política.

FREE INQUIRY: Algunos escritores han discutido que el fatalismo Africano, principalmente basado en sus creencias religiosas, ha contribuido mucho a hacer que la gente sea apática. ¿Cree que esto es cierto?

SOYINKA: No. Usted tiene que continuar la historia de la resistencia hacia o desde la tiranía en África. Es verdad que son periodos largos en los que la gente no tiene nada de poder. Pero ese esfuerzo de resistencia siempre es muy profundo.

FREE INQUIRY: ¿Espera que la democracia llegue a Nigeria y de ser así, cuándo?

SOYINKA: No soy profeta, pero le puedo asegurar que la gente en Nigeria continuará luchando por sus derechos fundamentales, continuará en la lucha por la democracia.

FREE INQUIRY: ¿Cómo se siente acerca de fatwa en contra de Taslima Nasrin en respuesta a su trabajo escrito? [Vea "The Songs of Freedom (Canciones de libertad)," p. 40.]

SOYINKA: Menosprecio las religiones que matan en nombre de la piedad. Lo encuentro falso, peligroso y pienso que Taslima es la heroína de esa sociedad y los otros son solamente reversiones. Si creen apasionadamente en su deidad, deberían reservar a dicha deidad la autoridad para la venganza exacta. No deben hacer de ellos mismos el instrumento de equivocaciones imaginadas. Eso aplica a cualquier religión, aplica a la locura entre Hindúes y Musulmanes en India, a los Judíos extremistas en Israel. Aplica a cualquier clase de religión en el mundo.

FREE INQUIRY: Siguiendo la sentencia a muerte colocada a Salman Rushdie por el Ayatollah Khomeini, usted hizo un fuerte pronunciamiento en defensa de Rushdie. ¿Cómo fue su pronunciamiento recibido por los Nigerianos en general y por los Musulmanes en particular?

SOYINKA: Hubo una franja lunática que emitió una fatwa en contra mío, llevaban carteles que decían "Muerte a Soyinka" y así por el estilo. Pero Nigeria es, hasta donde sé, un estado secular y cualquier esfuerzo que hagan algunos fanáticos para convertirla en bastión de una religión u otra realmente no me interesa mucho. Los otros respondieron a las amenazas contra mí de manera enfática.

FREE INQUIRY: Louis Farrakhan afirmó que los Nigerianos solamente han tenido unas décadas para llegar a la democracia y que los occidentales deben ser pacientes con la dolorosa y lenta subida hacia la democracia en Nigeria. ¿Cómo responde a este punto?

SOYINKA: Los Nigerianos vuelan en los últimos jets, tenemos algunos de los más hábiles pilotos en el mundo. La tecnología y el ciberespacio no son extraños para los Nigerianos, son utilizados a diario. Los faxes y teléfonos celulares abundan por doquier. Los Nigerianos no dijeron que iban a esperar 1,000 años antes de que llegara lo último en tecnología. Los últimos carros, como el Lexus, ya están transitando en Nigeria. No creo que la aprehensión mental de democracia esté más allá de aquellos que adquieren una facilidad más complicada para operar lo último en aparatos electrónicos. Pienso que este es un pronunciamiento muy condescendiente y debe ser deplorado.

FREE INQUIRY: ¿Cómo hace para enfrentar esas amenazas constantes?

SOYINKA: Bien, tengo que vivir en constante identificación mental con aquellos que están en prisión en Nigeria, sometiéndose a la misma lucha. A algunos de ellos les han dado 15 años aún sin haber cometido delito alguno. Y por esto debido al constante sentido que tengo de las equivocaciones contra la gente de Nigeria, de la que estos son representantes, no tengo tiempo de pensar en mis propias dificultades.

 

 

 
.
 

DOCUMENTOS

SOCIOS DDOOSS

OTROS ARTÍCULOS

RELATOS

OTROS IDIOMAS

POESÍA

ENTREVISTAS