" Puerta de tierra "
de Juan Benet

 

Autor: Juan Benet
Fecha de impresión: Octubre de 2003
Número de páginas: 178
Precio: 13 euros
ISBN: 84-931403-7-6

Juan Benet, tan admirado como narrador, ocupa igualmente con sus obras de ensayo una posición de primera línea en las letras europeas. Entre su decena de libros ensayísticos, destaca singularmente Puerta de tierra, recuperado al fin después de treinta años.
En estos ensayos habla de las libertades literarias y los mecanismos de la imaginación, del posible divorcio de una amiga, de la dolorosa ausencia de su hermano Francisco, del halo romántico de Schubert o El rey Lear, así como de la destrucción y las ruinas que la historia más narrativa nos suele ofrecer.
Pero en Puerta de tierra se dibujan también los telones de fondo de su creación novelística, desde los ladridos fantasmales de Volverás a Región, pasando por el recurrente mito de Numa, hasta los tardíos susurros de En la penumbra. Y, sobre todo, tiene afinidades poéticas con el universo ruinoso de Una meditación, aparecida asimismo en 1970, vislumbrándose incluso a jirones ese paisaje personal de ríos enigmáticos y valles desiertos.
Pues en Benet, la reflexión nunca estuvo disociada del relato, y en los planteamientos y divagaciones de su obra ensayística reconocemos siempre la invención poética que la sustenta. En efecto, Puerta de tierra define bien su obra literaria, con esa visión tan suya de la fragilidad humana en sus escalas familiares o políticas.
Los textos que componen Puerta de tierra, ahora recobrado, tienen ya cerca de cuatro décadas, y eran inasequibles para el lector desde hace casi tres, dado que el libro sólo se editó una vez, sin notas ni especificación alguna acerca de sus distintas partes. Fue impreso en Barcelona, por Seix-Barral, en 1970. Aparecía con numerosas erratas, lo que indica que extrañamente el autor no llegó a ver las pruebas.
Del texto original de Puerta de tierra, los hijos del escritor poseen dos manuscritos, que han tenido la amabilidad de fotocopiar para poder revisarlo exhaustivamente. Al realizar la comprobación textual hemos ido añadiendo algunas notas aclaratorias, consistentes en indicar fechas y suministrar datos críticos, localizar citas, traducir otras o proporcionar las versiones originales de las que estaban en castellano, así como, en algún caso, indicar variantes significativas y señalar algunas coincidencias con líneas argumentales de otros libros suyos.
A los diez años de su muerte, los fallos de aquella vieja edición de Barcelona han podido subsanarse.